Vivienda bifamiliar

Barrika / 2008

Compuesto por dos viviendas iguales y simétricas respecto a un eje dispuesto por medio del edificio, presenta un volumen superior con cubierta a dos aguas que se apoya en dos muros perpendiculares.
Uno de ellos se dispone paralelo a la longitud mayor del volumen superior, prolongándose tras la finalización de éste para crear una barrera visual en el exterior que oculta la zona de aparcamiento. El otro muro, perpendicular al primero se sitúa en el centro del edificio separando tanto las dos viviendas como sus jardines y parcelas.
El edificio se dispone paralelo a las curvas de nivel existentes en el lugar para reducir las excavaciones y evitar las variaciones de nivel en el interior.
La estructura es de hormigón, la planta primera se construye con levante cerámico acabado con un raseo hidrófugo, la planta baja se resuelve con bloque de hormigón terminado con piedra natural en tonos verdes para integrarse en el entorno, reducir la sensación de altura y así facilitar su integración en el paisaje.