Campo de fútbol y edificio de servicios

Sopuerta

1º premio concurso / 6.350 m2 / 2007

En un paisaje rural, la integración en la naturaleza es un objetivo en la arquitectura desarrollada. El verde y las ondulaciones de los campos y los montes del entorno dirigen la geometría de la solución propuesta. Esta amabilidad buscada para el edificio se desarrolla también en su funcionalidad. Los recorridos son un paseo desde la entrada al campo. Creamos un camino que se divide en dos; uno para atender a las gradas, el otro para los servicios. Al final vuelven a unirse creando un anillo.

Una gran cubierta verde y translúcida comienza en la entrada al campo, recoge al visitante invitándole a entrar. Cuando el camino se bifurca la cubierta comienza a dilatarse, más aún cuando llega la grada y la cubierta alcanza su máxima dimensión transversal para volver a estrecharse al final.